nwks.jpg

LOS FIGURANTES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dirección y autoría: Nico Jongen
Asistencia dramatúrgica: Roberto Fratini

Intérpretes: Adrià Ardilla y un grupo de figurantes
Espacio e iluminación Marc Salicrú

Sonido: Aurora Bauzà
Diseño y confección de vestuario: Mariona Signes
Acompañamiento de movimiento: Joaquín Collado
Producción: Laura Viñals

Co-producción del Festival TNT, Centro Conde Duque Madrid, Teatre Lliure, Beca Despertalab '21.


Con el apoyo del Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Institut Ramon Llull y Graner centre de creació.

En Los figurantes un grupo de niños juegan sin ser conscientes que un público adulto los mira. 

 

Los Figurantes es una máquina de observar. Reproduce los filtros de una mirada adulta que, invariablemente sesgada por la culpa y el deseo, se dirige a la infancia como al más proyectivo, al más delirante y finalmente al más enigmático -quizás el más oscuro - de los espectáculos. 

 

De esta ficción amorosa en la que todo un público de adultos anhela reconocerse, los niños solo son figurantes: son en cambio ogros y hombres del saco, aquí, quienes desde la oscuridad deletrean signos, descodifican indicios, fabrican presagios; son ellos los protagonistas, los intérpretes, los profanadores; son ellos quienes expugnan la tautología de la infancia. 

 

Los nuevos ogros anidan en la mirada multitudinaria de un mundo adulto, amoroso, atento y escrupuloso, que pretende como San Cristóbal salvar a la infancia para que la infancia le salve de su cinismo; que se encarga de ella, carga con ella y finalmente se la carga: que la lleva apasionadamente en volandas hacia el desastre; que, con tal de volverla sagrada, la sacrifica. No hay monstruo más temible que un ángel de la guarda. ¿O será que los monstruos ya son menos temibles que los guardianes bien intencionados?

Institut_llull_Marca_Color_H.jpeg
osic.jpeg
006ae4b0cbbb2c1ba164e2511b4d4152.jpg